contácto: +58 212 4185382

La esperanza es dulce jamás la pierdas...

Feliz mes del amor y la amistad

La torta Red Velvet que a mi me gusta...


     El reto de publicar una receta al mes, se ha convertido en todo un desafío, como mamá de dos peques (Jesús de 9 e Isabella de 7), un esposo, una casa, el trabajo y los extras.. mis días se hacen insuficientes , sin embargo esto de compartir cosas en el blog, me está gustando tanto que quizás en el futuro publique más de una.

     Confieso que el pastel Red Velvet no es uno de mis favoritos, lo atribuyo a que mi cerebro no logra manejar esto de que un postre rojo no sepa a frutos rojos, que tenga cacao y no tenga sabor intenso a chocolate y que además tenga leche con limón (así tenemos que hacerla aquí en Venezuela, porque no hay buttermilk) y no sea acida al extremo, pero en mi afanada búsqueda en la web, obtuve la receta de Nigella Lawson y la he modificado un poco para así obtener un resultado que a mi parecer es delicioso, aterciopelado, rojo y apasionado.

     La relación de la torta red velvet y el día de San Valentín, supongo que ha de ser por el color, ya que en ninguna de las versiones de su historia se revela algún capitulo romántico. Algunos afirman que después de la segunda guerra mundial (1920), los pasteleros extraían azúcar de la remolacha y como consecuencia obtenían pasteles de color rojo amarronado.

     Otra hipótesis sitúa el origen, en pastelerías canadienses y del norte de los Estados Unidos, se hablaba de una llamada Eaton´s concretamente, pero la versión más divertida y con la que prefiero quedarme, relata la historia de una señora que se hospedó en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York en el año 1920, y quedó tan impáctada con el sabor y la textura de este pastel (que era servido en el restaurant del hotel) que pidió al chef del que le compartiera la receta, al final pudo obtenerla, sólo con la condición de guardarla en secreto, pero la señora al recibir la cuenta de su estadía en el hotel le pareció tan exagerada que en venganza, se dedicó a enviar una cadena de cartas divulgando la receta preciada.

     Como verán hay cierto misterio sobre el origen de la colorada torta, pero yo sin más preámbulos les entrego la fórmula que tanto me gusta y que hace que me pueda comer hasta dos porciones.

     A prepararla con amor y a disfrutarla junto a los seres más queridos, no necesariamente en San Valentín.

PASTEL RED VELVET

150 gr de mantequilla sin sal
200 gr de azúcar
½ cda de esencia de vainilla.
3 huevos enteros
250 gr de buttermilk o en su defecto 250 gr de leche con 1 cucharada de jugo de limón.
1 cucharada de colorante comestible rojo
250 gr de harina leudante
1 cda de polvo para hornear
2 cdas de cacao en polvo
1 cdita de vinagre blanco
1 cdita de bicarbonato de sodio
½ cdita de sal

Procedimiento:
Encender el horno a 350F /180 C
Cernir la harina, el cacao, el polvo de hornear y la sal.
En el caso de no tener buttermilk:
Agregar el jugo de limón a la leche y esperar unos minutos hasta que corte, luego integrar el colorante rojo.
Con batidora eléctrica o a mano, mezclar la margarina con el azúcar y la vainilla hasta obtener una crema beige y homogénea.

Integrar los huevos enteros uno a uno, manteniendo una crema lisa y homogénea.
Intercalar los ingredientes secos con los liquidos procurando no batir demasiado.

Por último en un envase pequeño unir el vinagre con el bicarbonato, e integrar esta mezcla efervecente a la mezcla del pastel.

Engrasar y enharinar un molde de 18 cmts de diámetro.
Verter la mezcla y hornear por 35 minutos aproximadamente o hasta que al introducir un palillo en el centro este salga seco.


CREMA DE QUESO
500 gr de queso crema de consistencia firme.
100 gr de mantequilla o margarina firme(con poca cantidad de agua)
400 gr de azúcar pulverizada cernida
1 cda de vainilla.
La ralladura de ½ naranja (opcional)

Procedimiento:
Con batidora eléctrica mezclar el queso con la mantequilla hasta lograr picos firmes en la crema.
Integrar de a poco el azúcar pulverizada y la vainilla y si es el caso la ralladura.
Llevar a la heladera por una media hora para que tome consistencia.

Cortar el pastel en capas y rellenar con la crema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario